viernes, 12 de marzo de 2010

¿Las células pueden respirar?

En ciencia, el término respiración se relaciona con las reacciones químicas ocurridas en las células, en las cuales intervienen los nutrimentos que se ingieren diariamente. En nuestra vida cotidiana usamos este término para referirnos al proceso de entrada y salida de aire a los pulmones, aunque en realidad este proceso en ciencia se conoce como ventilación. En el bloque anterior aprendiste que los nutrimentos son una fuente de energía. Ahora bien, ¿cómo obtienen las células esta energía?
Las células transforman en su interior parte de los nutrimentos en energía; esta transformación se conoce con el nombre de respiración celular y se realiza en unas pequeñas estructuras llamadas mitocondrias .
Las mitocondrias son unos verdaderos “centros de energía celular”, en su interior se sintetiza trifosfato de adenosina o ATP a partir de glucosa, ácidos grasos y aminoácidos, y se libera dióxido de carbono.
El dióxido de carbono y el vapor de agua son transportados por la sangre hasta los alvéolos para ser expulsados del organismo.
La energía obtenida en la oxidación lenta de los nutrimentos es almacenada en moléculas portadoras de energía, llamadas trifosfato de adenosina o ATP.
Las moléculas de ATP son utilizadas por las células para la realización de todas sus funciones y actividades; por ejemplo, mantener una temperatura constante o que los músculos se contraigan o relajen y así podamos caminar o correr.

jueves, 4 de marzo de 2010

Respiración celular